The Starship: volando como Led Zeppelin

Wellcome Allman Brothers” escrito con líneas de cocaína sobre la barra de tu propio jet privado. Así les dieron la bienvenida a los Allman a bordo del icónico Starship en los 70’s cuando lo rentaron.

Elton John en el Starship - Umbralsonico
Elton John haciendo de las suyas en el Starship

En una época en la que viajar en avión era algo reservado para unos pocos (y prohibitivo para la mayoría de los mortales), los muchachos de Led Zeppelin se hartaron de las turbulencias de los pequeños aviones privados y su manager decidió comprar y remodelar un Boeing 720 para convertirlo en lujosa habitación de hotel con alas.

La excusa fue que gastaban tanto tiempo y dinero para movilizarse durante sus tours (con una verdadera flotilla de limousines a su disposición y rentas exorbitantes en los más lujosos hoteles a su paso) que no había nada más rentable que hacer de un avión su morada. Aunque no me queda del todo claro si lograron abaratar costos, lo que sí es seguro es que redefinieron lo que significaba “viajar con estilo”: se dice (y es verdad) que ni siquiera Nixon, el por entonces presidente de todos los gringos, viajaba igual en el Air Force One.

Algunas de las comodidades incluidas eran una habitación con cama cubierta de piel blanca, otra completamente cubierta de almohadas de seda con un sofá en el medio, un órgano eléctrico en la barra (de su surtidísimo bar), un sillón de 9 metros de largo, televisión con reproductor de videos (¡en el 73!), y dos azafatas que estaban todo el tiempo a disposición y seguramente no se dedicaran solo a dar mantas y comida: Susie y Bianca (de 18 y 22 años respectivamente).

Además de los artistas mencionados, otros privilegiados que viajaron en el Starship (o lo alquilaron) antes de que lo desmantelaran fueron los Rolling Stones, Peter Frampton, Deep Purple, Alice Cooper, Elton John (en la foto de portada tocando el teclado de a bordo), Olivia Newton-John y Frank Sinatra (entre otros pocos).

Para mi la gran pregunta sigue siendo cómo carajo hacían para bajarlos a dar los recitales… A nosotros no nos queda más que hacer un ejercicio de imaginación y volar a alguna zapada de Zeppelin ¡en un puto avión!

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *