Viendo los sonidos (sin drogas)

Gracias a la técnica inventada por el alemán August Toepler en 1864, podemos visualizar las perturbaciones del aire como si de la superficie del agua de un lago se tratara. Con este método sumado a la cámara ultra-lenta, cosas tan sencillas como un aplauso o el fuego de un encendedor se vuelven mágicas e hipnóticas.

El video tiene subtítulos en inglés (y el traductor automático al español va bastante bien):

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *