Una noche de verano con los espíritus

Los espíritus y una canción para recordar: Noches de verano. Todavía me pasa que la escucho y me transporta a una madrugada de post asado con amigos en casa, de mucho mucho calor. Con un vino que giraba de por medio.

Dentro de la sencillez del rock’n’roll se esconde un gran encanto que termina cerrando por la emoción que generan las guitarras junto a las voces. Por momentos me recuerda a America, y es en un muy buen sentido. Escuchala y tal vez en el futuro al volverla a escuchar se dispare en tu cabeza el botón de la memoria como me pasó a mi hoy. Esta bueno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *