David. Fucking. Byrne.

Talking Heads, Los Ángeles, 1983. David Byrne se sube al escenario, apoya un boombox en el piso al lado del micrófono y le dice a la audiencia: “¡Hola! Tengo un casette que quiero poner”. Le da play y arranca una base rítmica sencilla, y empoderado con su guitarra comienza a tocar los primeros acordes de Psycho Killer. Con cara de psicótico. Arranca bien despacio, y termina con el público encendido a full. Con cada canción que pasa se irá sumando un músico más, agregando leña a un fuego que desde antes de la primer nota ya era imposible de apagar.

Así comienza Stop Making Sense, del realizador Jonathan Demme. Si arrancas con la playlist seguramente no vas a poder dejar de ver tema tras tema, ¡no digas que no te avisé!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *