Disclosure: Llegó la fiesta

El sonido de Disclosure es algo muy particular y muy genérico al mismo tiempo, y en eso justamente es donde radica su belleza. Fueron capaces de dar una vuelta distinta a la que todos daban para llegar al mismo lugar: a la fiesta. ¿A qué fiesta? A LA FIESTA.

En When a fire starts to burn nos daban a entender que ya nadie los podía parar, y la verdad es que con un disco como Settle ¿quienes somos nosotros para detenerlos?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *