La obsesión por el audio perfecto

En Japón (no podía ser en otro lugar, ¿no?) hay audiófilos tan pero tan enfermizamente empecinados en exprimir el mejor sonido posible de sus grabaciones que ya no les alcanzaba con los equipos más caros en sus casas. Y hablamos de sistemas de audio con amplificadores de 60K USD (según la nota de Takeo Morita para el Wall Street Journal). Así que ahora resulta que como los electrodomésticos de los vecinos causan pequeñas interferencias electromagnéticas en la red eléctrica (¡!) la nueva moda es que te instalen tus propios postes de distribución (¡¡!!) para recibir un flujo energético lo más limpio posible. Hacer esto no cuesta menos de 40K USD (¡¡¡!!!).

Dicen que Takeo ahora puede escuchar las conversaciones que tenían lugar fuera de las salas de grabación e invocar los espíritus de cantantes fallecidos. ¡Buena inversión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *