La última reencarnación folkietrónica

Con el inverosímil nombre de Tomates Asesinos se hacen llamar los cordobeses Santiago Guerrero, Luis El Halli Obeid y Esteban Favaro. Y son una banda reencarnadora. Han transitado por géneros tan distintos como el folklore argentino, el rock, la electrónica, el  ambient o incluso el noise, entre otros. Me da la impresión de que enfrentan los nuevos discos como nuevos experimentos, y hasta ahora parece que dieron en el clavo con todas las hipótesis que se fueron planteando.

Su último LP, La luz buena, es en sus propias palabras una “banda de sonido de un film de ciencia ficción folclórica“. Y me parece una excelente descripción, porque es un disco muy visual que a pesar de generar atmósferas futuristas deja  que se sientan las raíces autóctonas sutilmente en toda su extensión.

Les compartimos Pasteurización, originalmente publicado en el EP Folkos (y más abajo el último disco completo).

(¡Gracias Leandro Frías por la recomendación!)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *