Las llamas de un fogón invernal

En el hemisferio sur (más particularmente en Buenos Aires) Julio y Agosto son meses fríos, a veces para darnos un poquito de calor no es suficiente con subir la calefacción. Lo bueno es que tenemos la calidez de la música para abrigarnos, y los chicos de Julio y Agosto son un radiador.

Canciones folk de aires súper intimistas son la leña que nos permite disfrutar de un fogón musical aunque alrededor todos se mueran de frío. Hoy les queremos compartir La niebla y la autopista, su más reciente material, donde nos demuestran con maestría de qué tipo de madera están hechos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *