Una oportunidad a la exploración

El lugar no importa, es algo secundario. Algunas canciones nos permiten anclar un momento, una especie de sellado al vacío de recuerdos. La linea melódica es clara, una maquina de ritmo seteada en un tempo sosegado acompañados de efectos spineteanos. Todo esto conjugado con una voz que comanda y prioriza la sensibilidad. Así es, esto es Francisca y Los Exploradores

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *