La alegría, la energía y el poder de Nekro

Hay discos que te hacen sentir bien: te dan energía, te contagian alegría. Con Okey Dokey, de Boom Boom Kid, me pasa desde que lo escuché por primera vez en el 2001. Siento que Nekro es una persona completamente transparente que hace música de la misma forma que vive, y que pone toda su energía cada vez que agarra una guitarra o le paran un micrófono adelante.

¿Qué encontramos en el disco? Letras sencillas como sentimientos y recuerdos que afloran y se expresan, canciones compactas que raramente superan los dos minutos y un derroche de energía extremadamente contagioso.

Ideal para agarrar una tabla y salir a deslizarte por el mundo, ya sea en la calle, sobre las olas o bajando de una montaña. Si estás triste, te levanta. Si ya estás feliz, te hace volar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *