El atentando de Felipe

Todo arrancó con “Desperté”, había algo en la armonía que llamó mi interés. Fue inevitable parar la oreja en los contratiempos generados en la parte media de la canción entre la base rítmica y la melodía principal.

Luego la curiosidad siguió su curso y me sumergió por completo en Atentado (2016), segundo material de Felipe Grandón. Disco que consumí vorazmente, dejándome sumergir en los diferentes climas, atmósferas y situaciones. La letra intimista como linea matriz y la guitarra como herramienta de construcción sonora le dan un marco más que atractivo a la producción de Felipe.

 

 

BONUS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *