Una selva bien tropicosa

Jungle Fire se encarga en los 35 minutos que dura Tropico (2014), de mantener la llama encendida sobre la fusión de estilos. Bien al frente está el funk, comandando todo desde una tarima y pispeando a sus compañeros latinos y afros. La sección de vientos es la que predomina en gran parte del álbum, pero también hay momentos de intensa percusión que generan una tensión musical deliciosa.

Ya sobre el final del disco aparece un invitado inesperado pero para nada desubicado, mas precisamente en Snake Pit, donde el reggae se manifiesta con unos agradables punteos palmuteados y arpegios con aires del estilo surf bien 60’s. En fin, Jungle Fire puede transitar la jungla de los estilos sin perderse y manteniendo su identidad.

 

EN VIVO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *