Thundercat: un mundo de sensaciones.

Thundercat está de vuelta, de eso no hay dudas. Luego de la salida de The Beyond / Where the Giants Roam (2015) llegó el tan esperado Drunk (2017). Un álbum con 23 pistas puede sonar a una locura, pero teniendo en cuenta que un grupo de tracks no superan el minuto de duración y como resultado final arroja unos 50 minutos, podríamos hablar de un material que se encuentra dentro de los parámetros “normales”.

La lista de invitados es súper extensa y diversa, el sencillo “Show You The Way” cuenta con las voces de Michael Mc Donald y Kenny Loggins, un combo característico de los  80s que fluye naturalmente con las melodías de Stephen Bruner a.k.a Thundercat. Uno de los que no podía faltar a la fiesta era Flying Lotus, en este caso cumpliendo el rol de productor en casi la mayoría de los temas. La relación viene desde hace tiempo, cuando éste lo invito a tocar el bajo y a formar parte de las grabaciones de You´re Dead (2014). Pero la cosa no queda acá. Como si fuera poco, el track 10 cuenta con la presencia de Kendrick Lamar que aporta su frescura melódica y vocal. Casi llegando al final nos topamos con Pharell Williams que ofrece una versión re chill de “The Turn Down”, cerrando en forma coherente el concepto del disco y estilo.

Una de las bombas del disco (que no cuenta con invitado) es “Friend Zone”, muy groovero, con mucha onda y con un guiño a Kendrick a su hit “Bitch don´t kill my vibe“. En resumen, un discazo, de esos que pones de principio a fin, de pe a pa, de atrás para adelante y de adelante para atrás.

FULL ÁLBUM

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *