>>Entrevista<< Un Planeta

Mañana, 23 de Septiembre, Un Planeta presenta su nuevo disco DES en el Teatro Sala Opera de La Plata y el 5 de Octubre en La Tangente en Capital. Aprovechando la salida de su nuevo material nos acercamos al estudio y en una charla distendida hablamos de su sonido actual, el proceso de grabación, producción y hasta de Toro y Moi.

 

¿En qué situación los encontró la grabación del nuevo disco?

Nos agarró en un momento donde estábamos tocando mucho y a la vez cada uno muy a pleno con sus movidas, fue un disco concebido en el estudio, con la compu y maquetas. Hicimos un par de juntadas para ajustar detalles y definir algunos arreglos que nos servían para disparar las canciones. Los temas surgen desde ese lado, no tanto de agarrar la guitarra, emergen más de una batería, un teclado, un sonido.

¿Cómo fue el proceso de producción?

Fue muy intensivo, estuvimos jornadas enteras grabando y armando los arreglos, de la pre-producción de los sintes no quedó casi nada. Volvimos a escuchar todo lo que habíamos hecho y nos encontramos produciendo y grabando a la vez. Se trabajó mucho sobre las baterías porque eso nos marcaba la forma de la canción, el groove y después era adosarse a ese concepto. El disco anterior lo grabamos y lo mezclamos y sí las cosas no entraban… las hacíamos entrar. Con DES fue diferente, si no encajaban desde su audio puro, desde su arreglo puro, lo descartamos, por eso la producción es más fina, más minimalista. De esa forma logramos que se escuchen más los instrumentos, cada arreglo, cada espacio, no hay un concepto de llenar, de generar capas y capas.

¿Cómo definen este disco?

DES tiene un poco de los dos discos anteriores, la oscuridad y la experimentación del primero (Un Planeta) y de tener la canción al frente como en el segundo (Refugio) pero sintetizado en un espacio de tres minutos y pico, donde pasan todas estas cosas. Si queres, el disco te pasa como algo ambiental, pero cuando te lo pones a escuchar tiene la búsqueda de la síntesis, porque ser sintético para nosotros es algo supremo, es lo más difícil.

¿Qué diferencias encuentran con el laburo que hicieron en Refugio?

La idea siempre es expandir el límite, tanto en lo musical como en nuestras cabezas. Nuestras personalidades siempre están presentes, nuestras movidas son esenciales y eso es lo que mantiene la identidad musical. Tal vez el disco anterior fue monótono en cuanto a la instrumentación o al ritmo de la canción, en este vas a encontrar cosas más jugadas a nivel rítmico como en “Sin lugar” y en el beat, como en “Traigo algo” que tiene espíritu del hip hop y es bien downtempo.

Estuve leyendo que DES, es un algoritmo de cifrado, un método para cifrar  información, ¿Tiene algo que ver con el espíritu del disco?

Mira… no teníamos esa data, podemos sumarla jaja. La idea de DES viene del prefijo, desaparecer, despejarse y de alguna manera de romper con la idea del disco anterior. También tiene que ver con una cosa del desamor, de terminar algo, de salir de un espacio de comodidad, de romper con algo, en el disco está ese concepto. También sentimos que en Argentina hay mucho quilombo a nivel social y el álbum trae muchas preguntas en ese sentido, si vamos a volver al mismo círculo o si vamos a pasar a otro estadío. Y DES al revés es SED.

En “Arriba” se escuchan unos teclados a lo Toro y Moi, ¿Qué influencia tiene Chaz Bundick en ustedes?

Toro y Moi es una influencia para nosotros, saca discos complementamente diferentes. Es una inspiración en ese sentido, tiene álbumes onda electrónicos como “Anything In Return”, otros con más banda y rockeros como “What For?” y a la par te puede sacar un mixtape como “Samantha” que va por el lado del trap y nos parece mortal.

¿Cuál es el motor de la banda, por donde se exigen?

Desde el primer disco nos juntamos todo el tiempo, todos los findes de semana. La constancia es algo que mantenemos y nos nace por cuenta propia hacer música. Nunca cortamos el ensayo, en el momento que lo haces perdés mucho el toque y para nosotros hay que tocar cada vez más, es algo que no queremos perder y menos el tacto con el instrumento.  

¿Cómo encuentran el circuito?

Estamos en un momento loco del país, nosotros tenemos una movidita, fechas, pero nos gustaría tocar más. El circuito tiene que ser más amplio, más federal, ahora se está abriendo un poco. A diferencia de otros lugares, La Plata tiene esa cosa que te puede ir muy bien prácticamente sin salir de acá, la entrada es un poco más barata, las universidades generan mucho flujo de pibes y en ese sentido hay mucho público, pero siempre apostamos a tocar en lugares diferentes.

Fotos: Sebas Schaller y Ale Lubo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *